jueves, 28 de febrero de 2013

La mansión de Aristocrazy.

Diseñar joyas es algo que hacen muchos, pero poco saben como hacerlo y conquistar a la mujer. Una rubia ultra poderosa y conocida como lo fue Marilyn Monroe dijo muy sabiamente, que los diamantes son los mejores amigos de la mujer; no se yo si estoy del todo de acuerdo. ARISTOCRAZY retoma el poder de la joyería dentro de MERCEDES BENZ FASHION WEEK MADRID y con el nos demuestra que el oro y la plata en su forma más exagerada lo pueden ser también a la perfección.

Una segunda colección donde Juan Suárez grita a los cuatro vientos, el poder femenino dentro de un escenario que parte como dramático en una mansión sumergida en el bosque, para poco a poco ir dando giros y dejar caer pétalos de rosas, aparecer calacas, ver haces de luz en vitrales, cielo, desierto y un final con una muñeca de pelazo rubio que ya quisiera yo a mi edad, tener el pelo que tiene ella a la suya. Cinco líneas que llevan como estandarte al accesorio. Un vestido o blusa simple se convierte en el imán de todas las miradas al momento de ponerse encima algún collar tipo escudo de The Dark Fleur, Thorns & Roses, Gárgolas, Duelo Punk o Sauvage Beauty. Formas impresionantes e impensables, rosas con espinas que parecen hacer sufrir a las modelos que lucen perfectas y con actitud, animales o ramas que se confunden con cuernos, asi como la perfección de petos que a la distancia dan la impresión de estar unidos a los vestidos en distintos cortes que han acompañado sobriamente a dichas obras de arte; el oro y la plata se tornan un poco envejecidas para un aspecto rudo según explicó Juan, pero rudo o pasivo, las joyas de Aristocrazy son una locura de amor que esperamos tener pronto en México, pero aún más, en mi poder.



Alba Galocha que conquista y sigue conquistando a los diseñadores y espectadores de esta edición de Mercedes Benz Fashion Week Madrid para Otoño Invierno 2013-2014.


Las espaldas se convierten en un punto majestuoso y estratégico para lograr un escote de lo más elegante, adornado con oro de 18 kilates.

Este brazalete,, plis... me muero de amor.


¿Con que look me quedo del desfile? Sin dudarlo un segundo, sería con este. Hojas, cadenas, naturaleza, glamour, fuerza, feminidad; todo en una sola pieza, el brazalete o el anillo... bueno los anillos que son mi locura.