martes, 12 de febrero de 2013

DELPOZO y su primer NYFW.


Siempre he declarado abiertamente mi pasión por esta casa de moda española, tanto que el momento de mi debut en mi nuevo trabajo fue con él, http://www.revistaole.com.mx/delpozo.html, con el giro del que se ha encargado Josep Font, DELPOZO triunfa por lo más alto, ahora con su debut en Nueva York y un escenario perfectamente estructurado, así como su colección. El otoño invierno 2013. 2014, pinta muy a lo época Victoriana, él mismo diseñador ha dicho que esa es la idea y la inspiración, el llevar a la pasarela una mujer con delicadeza y arquitectura que recuerde esos años.

Me es totalmente imposible elegir una cantidad limitada de fotos, por lo cuál, el video entero del show esta aquí debajo y las fotos que decidí poner son los looks que definitivamente me enamoraron, por no poner todo el desfile, los colores  no fueron una limitación ya que hubo una gran variedad pero los más presentes son los naranjas, duraznos, nude y verde o vino. Las estructuras perfectamente formadas en hombros y y cadera logran el equilibrio perfecto en el cuerpo de las modelos, pliegues que logran hacer columnas en la caida de las faldas ya sea largas o cortas es precioso, los pantalones fueron otra de mis debilidades o mejor dicho, la principal, con tiro alto, pinzas y una elegancia sin igual, encontrando por ahí los que se volvieron mi prenda favorita de todo el desfile.




Los detalles fueron otra de las cosas que hay que destacar, las espaldas con escotes decorados por piezas metálicas simulando la naturaleza, flores, hojas y demás, las aplicaciones en bolsos y zapatos en tipo acrílico y 3D en colores pastel son una hermosura que no hay que dejar pasar por alto, estampados pocos pero entre ellos los cuadros y las flores son los protagonistas. El mejor ejemplo de que la moda española puede estar en el mayor circulo del mundo fashion, si bien Madrid es una ciudad que sigue pisando fuerte, entrar al otro continente con una colección como está es algo que no hay que olvidar.



Los zapatos llenos de vida en charol, botines de color nude y rojo se tapizaron de flores, así como los clutchs, la otra parte llegó con zapatos tipo botín con pulsera y cordones en dos tonos.



Este abrigo es LA perfección, la forma en que marca la cintura y la estructura de los brazos, divino; si vemos  el cuello, ya es otro tema...


¡¡¡ O B S E S I Ó N !!! Al momento en que este look salió a la pasarela, me sentí derrumbada de amor, las aplicaciones en metálico y el tiro alto... mi pieza estrella.






La parte de los vestido largos llegó y junto con ella el protagonismo del bicolor, organza y crepe se apoderaron de la sala y todos quedaban en shock al ver los últimos diseños, la locura del estampado perfecto del nude, la hermosura del movimiento y drapeado del verde o la majestuosa espalda del rojo... gritan llévame al Oscar, llévame al Oscar, Oscar por favor. Ojo, que en España son los Goya también y en una de esas los tenemos por ahí...