martes, 12 de febrero de 2013

Flores gigantes llamadas Carolina Herrera.

Cada vez que vemos amplias faldas con estructuras rígidas y lazos unidos a mujeres sofisticadas, sabemos que se trata de diseños que pertenecen a Venezuela, sí, de esos que traen los aires latinos en cada costura.
CAROLINA HERRERA vuelve a llenar la pasarela de Nueva York pero esta vez para el otoño invierno que se aproxima en 2013-2014. Top models que todos conocemos se encargaron de representar a la mujer que viste Carolina siempre perfecta, detallada y femenina.


Karlie Kloss de mi ser, fue la elegida para abrir el desfile en un vestido largo con estampado a cuadros algo esparcidos, el color del inicio ya se anticipaba con café por todos lados, pero no fue el único; azul, rosa, rojo, gris y verde pidieron su parte, aunque los infalibles como el negro, blanco y por supuesto el nude. Los detalles de pedrería en hombros, cintura y cuello eran exquisitos, los moños grandes se anudan al cuello o forman parte de cinturones anchos.

El pelo se vuelve a acercar a la variedad de colores y formas ya sea como estolas, capas o decorando cinturones, partes de la caída de faldas y vestidos, el cuello también pedía atención y en ocasiones fue el detalle que llamaba a nuestras miradas. Las flores gigantes que cubrían la mayoría de los vestidos largos o conjuntos de dos piezas aparentaban ser centros de girasoles que de vez en cuando se volvían más pequeños, siempre habrá una reina dentro de la sofisticación y elegancia en la mujer y esa, para mí, es Carolina Herrera.


Los estampados de rayas horizontales son otra de las propuestas invernales de Carolina Herrera.



Las mangas largas o francesas es sabido que son mi perdición, con escote profundo y color llamativo, cinturón a forma de lazo, el rosa es mi diseño favorito.



Estos pantalones son otra de las piezas que más llamaron mi atención, pata de elefante que sin duda vuelve con fuerza y en variedad de estampados y colores, así como el pelo que va desde el discreto negro a colores como el verde o el morado.


Ya sea de cóctel o por la noche, las flores y el terciopelo tienen el protagonismo especial.


MANGA LARGA, no hay cosa más elegante, insisto.

La top model , Hilary Rhoda cerrando el desfile, vestido por la parte de atrás con escote cubierto de pelo verde al igual que el cuello