miércoles, 20 de febrero de 2013

La Cibeles se vuelve Mercedes y Mercedes, viste Roberto Verino.

Desde la temporada pasada, sabemos que el cambio de nombre de la pasarela más internacional e importante de España, con más renombre y unión al mundo de la moda es para mejor, MERCEDES BENZ FASHION WEEK MADRID arrancó con todo el ánimo y fuerza por delante.

Entre los diseñadores que nos tienen acostumbrados a la gran apertura y con ello, al lujo mezclado con una gran calidad y hermosos diseños, se encuentra ROBERTO VERINO, el Gallego se ha movido de horario y de día en el calendario de la plataforma Madrileña y ha formado parte de los desfiles que se presentaron ayer. Con una sofisticación inmensa, la pasarela se encendió y así comenzaron a verse prendas que nos remontan a épocas del tipo de los años 60 y una completa visión de los 70, con estolas de pelo de zorro, conejo, marmota y mucho más. El pelo es un indispensable para el invierno 2013-2014 de Verino y eso nos lo ha dejado muy claro.




Como detalle en cuellos impresionantes que de vez en cuando, se liberan del volumen que les brindan las pieles y se vuelven escotes de muerte ya sea por delante o por detrás, la cadera también es un sitio donde se encuentra este elemento, rodeando la cintura, como bolsillos o los infaltables hombros, las botas que se forran absolutamente ya son un básico de la temporada más fría del año, pero el toque viene en maxi bolsos que se enfundan en su totalidad en una variedad de colores neutros, aunque el negro es sin dudarlo, el protagonista de este show.

Así como el negro se llevo todo el titulo, otros tonos como el café o el gris tenían un cierto poder en las diferentes prendas, los metálicos se llevan una parte bastante amplia al ser el aliado de sólidos colores que se acompañaban de accesorios de tamaño bastante notable. Los puños son una propuesto que hemos estado viendo en otras pasarelas, bien cerrados y alargados dejando las mangas flotantes y holgadas, los estampados se encargan de realzar las piernas con medias o faldas repletas de ellos; el cuello alto de la mano de zapatos con calcetas son imprescindibles en esta colección que se cuenta con sólo 25 prendas de cada diseño.

Los hombres no tienen que temer a la elegancia máxima tipo gangster, Antonio Navas salió a la pasarela siendo el más claro ejemplo de ese adjetivo, abrigos largos y cubiertos por pelo en la parte de dentro, trajes de 2 botones y cruzados de 6, los bolsos se ponen de parte de ellos también y los zapatos plan bota de punta redonda se apuntan a su armario. Las mujeres lo tienen fácil con Roberto Verino, porque como el bien lo dijo, "a mi la verdad es que me gustan mucho las mujeres" y eso... eso hace que la mente, el ingenio y la mano al diseñar, se suelte con mayor facilidad...


De Barcelona a Madrid y de Madrid al mundo, Antonio Navas es sin duda el hombre perfecto en el desfile de ROBERTO VERINO OTOÑO INVIERNO 2013-2014.


El vestido camisero es siempre una apuesta que se lleva las palmas, se adapta al día y a la noche, con los accesorios indicados perfecto para cualquier ocasión.



Lana, gasas, lentejuelas, algodón, pelo, transparencias, cashmere, satinados, lisos... una colección que no deja indiferentes ni a los hombres ni a las mujeres, los abrigos con largos distintos y estructuras de todo tipo.


La coletas altas y el pelo suelto con mucho volumen fueron la forma perfecta de presentar vestidos de noche, pantalones estilo boyish y de tiro bajo, prendas reversibles que van en conjunto con jumpuists que no se dejan de ver una y otra vez.





Mi look del desfile y perdición, este vestido con un escote en la parte de atrás impresionante  las hombreras de pelo, los puños apretados y las mangas con transparencias lo hacen simplemente, perfecto.