lunes, 26 de mayo de 2014

Hala Madrid! Iker, un portero de portada.


Ese sentimiento de emoción, paro cardíaco y frustración al mismo tiempo puede ser un combo que no precisamente se disfrute, pero si es algo que muy a menudo vemos en los rostros masculinos, ya sean nuestros familiares, novio, amigos... Cantidad de mujeres no lo entienden, otra parte, lo reprocha y algún porcentaje simplemente lo toma como "un juego", pero hay el pequeño numero que lo siente y disfruta como un hombre más, literal. Este fin de semana se vivió en todo el mundo el segundo partido más visto después de la final de la copa del mundo, la final de la Champions League y con ella un partido que duro más de dos horas y que nos mantuvo al borde del ataque, en el sentido más amplio de la palabra. El protagonista de este post, es ni más ni menos el hombre que así como tuvo fallos, uno garrafal, tuvo grandes aciertos, es el que nos ha dado tremendas alegrías y nos hace elevarlo al cielo cuál si fuera santo. IKER CASILLAS, capitán de una de las mejores selecciones del mundo, por no decir la mejor, España y al mismo tiempo, del equipo que nos dio este Sabado la 10ma copa de Europa, nuestra 10ma Champions y nos dejo verlo en el campo brincar, llorar y emocionarse al unisono de un ¡HALA MADRID! que se contagiaba sin ton ni son.

Trajes en color obscuros la gran mayoría, corbatas slim y pañuelos que adornan el frente de un hombre que no se puede creer que exista, tanta perfección en un rostro que se enmarca por una ligera barba y esa mirada que nos derrite a todas cada que se enfila para atajar un penal o dar una entrevista, una como la que ha otorgado a GQ ESPAÑA del mes de Junio, mes de su 20mo aniversario y un campeón del mundo y bicampeón de Europa hablando en terminos de Selección, tenía que ser el que engalanara dicha edición, con un tuxedo ceñido a la perfección  en color azul marino, camisa blanca que suena como básico y no, no a todos les sienta tan bien, llega en un momento preciso para publicar un post que se liga a lo personal y al mejor momento del equipo de mi pasión, misma que vivimos en familia y por supuesto, con los amigos que son más que eso, los hermanos que elegimos y con los que juntos vivimos momentos que se quedan para siempre, y para siempre ¡HASTA EL FINAL, VAMOS REAL!



Un partido que jugandose con un gran rival en todos los aspectos como lo fue el Atlético de Madrid, se definió en tiempo de compensación y sufrimos hasta el último minuto, nunca mejor dicho,  para engancharnos al tiempo extra, porque ser Madridista es una de las mejores cosas en está vida.


Y ahora, la celebración personal...

Amigos que son como familia...

Y familia, que no se cambia.


Facebook: Think In Fashion
Twitter: @ThinkInFashionn 
 @loreiglesias