lunes, 10 de febrero de 2014

Febrero, Delpozo Y el ajetreo de NYFW 2014.

Llega a nuestras vidas uno de los meses más maravillosos de todos, no calma, no empiezo con el empalago por ser mes de San Valentín, lo digo porque es la temporada en la que podemos ver colecciones sin control, diseñadores tímidos que apenas asoman las manitas para agradecer u otros que caminan sin problema toda la pasarela hasta llegar a la lente fotografica, looks extravagantes que sirven de inspiración, climas variados, modelos correr por todo el globo terráqueo y mi cumpleaños claro; eso es Febrero.

Desde el 6 de este mes hasta el día 13 estaremos viviendo una cantidad bastante amplia de desfiles, yo desde un principio supe y estaba segura de con que diseñador quería abrir esta etapa neoyorquina; sin duda sería DELPOZO.


No es ni necesario mencionar lo que para mi quiere decir esta firma y por lo cuál admiro tanto la forma en que ha ido subiendo escalones en el ámbito de la moda, de Madrid paso a Nueva York y al parecer sus planes, (como lo serían los míos) son de no moverse de la ciudad del glamour. Una colección que en una sola palabra podría definir como ingenua, por un lado vemos vestidos y prendas que cubren todo el cuerpo femenino con gasas y texturas que nos dejan sin aliento y por el otro tenemos little dresses o escotes que simplemente no hacen querer más y más. La inspiración tomada del trabajo que realiza el artista Italiano Duilio Bernabé o la historia narrada en la novela retro futuristica "Logan's run" son cosas que nos hacen abrir los ojos a una colección que contó con un front row de pies a cabeza, la recién comprometida Olivia Palermo, el blogger siempre polémico por sus outfits Bryan Boy, las representantes de la moda mexicana Ariadne Grant de Marie Claire o Kelly Talamas de Vogue, sólo por nombrar a algunos entre los que también estaban el impecable y guapísimo Diego Osorio o la actriz Elena Anaya enfundada en mis pantalones favoritos de la temporada anterior. 

Definido por el propio Josep Font, esta colección reúne 3 características; contemporaneidad, feminidad y frescura. Por que si algo promete este otoño es elegancia y originalidad trepada a unos oxford con punta y algo de tacón.




Una debilidad top del desfile... Este vestido azul con detalles en el busto y una delicada cola. Los colores del mismo incluían una gama que va desde los rosas, crema, camel hasta el azul marino, rojo, naranja y pinceladas de amarillo.



¡QUIERO! mi segunda opción en una definitiva lista que podría ser interminable...



Vestidos con cuello camisero, son otra de las apuestas que conjuntan las transparencias en la parte de la falda, los apliques casi siempre en 3D.



Abrigos al más puro estilo caparazón, lisos o estampados pero siempre con gran estructura.