viernes, 28 de febrero de 2014

Entre pelucas y antifaces, Aristocrazy 2014.

Las joyas son para toda mujer una cosa básica y necesaria, y más si se trata de traer consigo mismo en el cuello, manos o cintura, una de las casas de joyas Española con más historia, en México gracias a Dios, ya contamos con varias sucursales o corners en distintos puntos del país, por el lado europeo, mi Orense hermoso en Galicia acaba de inaugurar la suya en la Calle del Paseo, y un Mercedes Benz Fashion Week Madrid de Febrero no es lo mismo desde hace un par de años sin ARISTORAZY.


Una música totalmente futurista, el aspecto de las modelos rodeado de misterios con antifaces negros pintados y unas pelucas bob rubias casi blancas hicieron que la colección que encabezaba Sheila Márquez o Alba Galocha fuera un espectáculo de luces y de glamour una vez más. Joyas impactantes que está claro no son para su uso diario, los collares en su mayoría para uso editorial, teatral, pero los anillos y brazaletes son una verdadera oda al lujo y a la belleza en su máximo esplendor, las águilas fueron el único animal representado en esta ocasión, las cadenas en una segunda vuelta que invadía el cuerpo de las chicas para dar paso a tornillos o materiales de construcción del estilo en tonos plata y oro, el cuarzo tuvo su protagonismo en la cuarta parte del desfile para dejar al onix y lapislazuli el paso absoluto al cierre. Una colección que es sin más perfecta y la indicada para enjoyarnos literal, de pies a cabeza.





Por primera vez, el traje de las modelos dejaba un poco al aire y a la vista el cuerpo femenino, siempre la idea es centrarse en las joyas y no en el diseño, pero por esta ocasión, el traje de baño negro unido a una falda de pinzas y transparencias hizo que alguno que otro echara un ojo, y eso que claro, el color tenía que ser negro.




Simplemente es... espectacular.