viernes, 3 de febrero de 2012

Una colección de experiencias, Kina Fernández

Una mujer andrógina y un poco nómada pero siempre con un toque de glamour y brillo especial, esa es la mujer que nos propone la Gallega KINA FERNÁNDEZ presentando un colección que básicamente se divide en dos partes, la primera mostrando  piezas que puedes incluir perfectamente en tu armario para lograr looks más sencillos como las faldas largas, un poco plisadas y con mucho movimiento, pantalones extra skinny que realzan la figura femenina o irte a por los vestidos con telas superpuestas en cortes geométricos; la inspiración llega de todos los viajes que realizan Kina y su hija María directora creativa de la marca, los lugares donde se establecen para vivir durante un tiempo o esos instantes en los que simplemente llega un diseño a la mente...


El punto grueso, los nuevos acabados como el encaje de neopreno, organza, satén, impermeables o craquelados son materiales que componen cada uno de los diseños y de una mujer a la que le vale lo que piensen de ella por lo holgado de su ropa pasamos a mujeres con cortes masculinos, en ocasiones se asoma una que otra corbata por la pasarela, solapas, cinturas altas y prendas oversize que dejan ver lo atrevida que puede llegar a ser la persona que use ese modelo, cinturones hiperdelgados aparecen sobre chaquetas y abrigos de piel para marcar la cintura, los shorts y las faldas vuelven a tener una gran variación en largos y anchos sin pelearse entre ellos por lograr un protagonismo...

Los vestidos de noche aguardan impacientes en el backstage aunque por ahi al principio pudimos ver una pequeña pista de lo que nos esperaba... Se apagan las luces y poco a poco vuelve a subir la iluminación para dar paso a una especial selección de 7 vestidos de muerte e infarto total aún después de morir, gracias. Telas ligeras y volátiles acompañadas de pequeños apliques de pelo en hombros o brazos, un encaje hermoso que cubre el torso o el cuerpo completo, aberturas como para que a alguien le de un sofoco al verlas o usarlas, lentejuelas que invaden el cuerpo casi en su totalidad... me infarte simplemente KINA FERNÁNDEZ logró que cada uno de esos vestidos se marcaran en un lugar muy especial de mi memoria para así establecerme en este viaje y no moverme.

Este vestidito... me muero de amor por el.

Aquí comenzó mi sospecha de lo que en poco tiempo se desataria...



Los colores como el camel, gris, negro, ciruela, mostaza y café vienen con fuerza el próximo Otoño-Invierno.


Flats, botines de piso en colores cafés, negro y vino fueron los aliados de las modelos en un desfile que por unos 20 minutos las dejo descansar de las alturas, bueno, a algunas.


EN EL CIELO ME SIENTO...


Y...  ¡¡¡NECESITO REVIVIR PARA USAR ESTO EN ALGUN MOMENTO DE MI VIDA!!!



Por este volví al paraiso... Adiós