jueves, 2 de febrero de 2012

Jesús del Pozo desde el cielo. Otoño Invierno 2012-2013

Una banda de lentejuelas en la parte alta de la frente y una cola de caballo a una altura también bastante considerable son los elementos que enmarcan la cara de cada modelo, así AINHOA GARCÍA Directora Creativa de la firma Española decide lanzar a cada top que pisa la pasarela, ellas con capas y capas de tela inspiradas en el Medio Oriente que hacen que viajemos a otro continente sin olvidar que estamos en el Mercedes Benz Fashion Week Madrid.

Colores sobrios y casi de la misma gama desde los negros, grises, azulados, cafés hasta dejar por ahí un poco de salmón que se llega a confundir con los toques dorados y plata que aparecen en ocasiones, los abrigos y capas son los protagonistas indiscutibles, largos hasta el piso y con un vuelo fascinante o cortos y marcando la silueta femenina, líneas a las que nos tenía ya muy acostumbrados el gran maestro JESÚS DEL POZO en este que es básicamente el primer desfile sin su supervisión, el primero que no disfruta en backstage...


Cortes asimétricos que hacen subir y bajar la mirada en las direcciones en que la tela se mueve ya sea por la cantidad de la misma o por el vuelo impactante que logran tener; las aberturas en cada diseño son parte importante ya que van desde lo más recatado hasta las que están dispuestas a dejar el camino libre a la pierna para que el mundo la analice sin embargo los escotes también tienen su lugar ya sea al frente con ligeras caídas en V o en la parte trasera simulando un ojal vertical que a mi en lo personal me parece precioso. Los volúmenes se hacen presentes llamando la atención en partes como la cintura o cadera y los hombros, eso si lentejuelas que no falten, desde una pequeña torerita cubriendo únicamente la parte superior de los brazos hasta un vestido repleto de ellas, logrando un efecto divino al compás de las tiras desgarradas al final de la caída, chalecos, chaquetas o chaquetónes  quieren quitarle el lugar a esas túnicas que tanto marcan la inspiración del desfile... Entra la última modelo y se apaga la luz...

El logo de la firma y las luces hacen que parezca un palpitar, el palpitar del diseñador recordando que aún esta ahi, cambio de música y al son de un tono triste y melancólico regresan los diseños a la pasarela, de vuelta la sobriedad del azul marino muy oscuro, grises y negro como si de un último adiós al genio se tratará, vestidos largos y alguno corto provocan que literal me entren escalofríos y ganas de soltar alguna lágrima, por que está colección sigue siendo vista y dirigida por un Rey como JESÚS DEL POZO gobernando desde donde quiera que se encuentre...


Esta túnica es IMPERDIBLE!!!!!



La modelo Sheila Márquez que no podía perderse un desfile como este con un look.. divino