viernes, 19 de abril de 2013

Moda Mexicana MBFWMéxico (III)

Recuerdo que hace poco más de 6 años, cuando ya sabía que mi pasión era la moda pero no encontraba mi camino o el porque quería hacer de este mundo mi vida, había un nombre que estaba en la tele y en las revistas de moda cada dos por tres, en ese entonces Felipe Calderón era el Presidente de este impresionante país y junto a él, estaba siempre una mujer llamada Margarita Zavala, su mujer.

Yo escuchaba Macario por aquí y Macario por allá pero no sabía quién era, hasta que conforme crecía me fui empapando de información y de recursos para conocerlo, dandome cuenta que era el diseñador de cabecera de nuestra Margarita. Confieso que no siempre me gustaban las opciones que elegía la Primera Dama de México por aquel tiempo, pero se entiende que hay un protocolo que seguir y está claro que cada quién es como es, por más que el diseñador o el styilist quieran hacerla innovar.

Llegó el momento en el que el nombre de MACARIO JIMÉNEZ ya era una parte de mi al hablar de moda mexicana, un referente fuerte y grande que siempre que había un evento, sabíamos que sería el que vestiría a la esposa del Presidente, algo así como Varela a Letizia, pero eso, es otra historia y la política, también.


Estamos acostumbrados a llegar a un show de moda y sentarnos tan tranquilos a observar lo que sucede frente a nosotros, pero ¿Y si cambiamos el orden de los factores?... 

Los roles cambiaron durante la presentación de una colección hermosa Otoño Invierno 2013-2014. El público se encargaba de rodear, literalmente, el bosque en el que nos sumergió Macario, cubos anchos y con una altura lo suficientemente elevada para admirar con detalle los diseños que se hacían acompañar por zapatos Steve Madden, soñando en lo que puede ser una fantasía pero al mismo tiempo, real, un "Deseo único" que nos llena de glamour con vestidos en colores tenues como el gris, rosa y nude o blanco, que piden se les de un acento de color con varios diseños en un rojo precioso. Holanes que caen de forma vertical, tejidos que simulan redes, blazers que se atan con lazos impecables, se adueñan del escenario que esta a cargo de modelos inmóviles que poco a poco elevan o giran manos y cara, contorneándose para dejar a la vista, majestuosos vestidos, es lógico que está colección no podría llamarse de otra forma.



La tendecia low-high sigue estando presente, en una colección que ata a la mujer de cintura, para abajo.

Como siempre, tengo que tener una elección del desfile, en este caso el rojo me pudo... Precioso.

FOTOS: MBFWMX