jueves, 10 de mayo de 2012

Pastel en la boda... y no como postre.

Últimamente hemos visto a novias muy atrevidas, visten atuendos perfectos que van desde el negro hasta el rojo o colores eléctricos y yo realmente no se si sería capaz de usarlo, pero hay algo que me queda más que claro y es que la increíble colección de la diosa Catalána ROSA CLARÁ es perfecta para quienes quieran variar el tono de su vestido de novia sin salirse en exceso del color que toda mujer sueña usar...


Una colección absolutamente tierna, romántica y femenina con algunos toques de inocencia fué la presentada por ROSA CLARÁ en Gaudí Novias 2013, el escote principal fué el palabra de honor y el que yo amo un sólo hombro, los colores se basaron en los tonos pasteles; rosa, verde y azul por supuesto apoyados en el blanco básico y necesario en cualquier Bridal Fashion Week. Una propuesta divina pra alternar un poco con ese color que hemos visto durante toda la vida frente al altar, novias super elegantes con guantes de seda en blanco o en ocasiones un poco mas oscuros, cinturones delgados que enmarcaban la silueta perfectamente, telas con una fluidez que hacía que te perdieras en el movimiento de cada vestido que se hacía acompañar de inmensos tacones y de vez en cuando de estolas en la misma gama pastel.

Caidas sueltas o entalladas figuran entre las ideas de Rosa Clará, cortes griegos o sirena y uniendose al movimiento camisero de forma sútil y elegante, cantidad de líneas horizontales adornan el final de las faldas amponas de cada modelo incluido el camaleónico Andrej Pejic quién desfiló por primera vez en el país Iberico.

Andrej Pejic.



De forma extraordinaria Pejic abrió y cerró uno de los desfiles más esperados por todas aquellas que están a breves de contraer matrimonio como es el caso de la guapisima modelo y conductora Romina Belluscio quién llegó acompañada de Guti ó Elena Furiase quién pronto también podría pensar en boda, actrices que sólo por placer disfrutaron 15 minutos de hermosos diseños como Esmeralda Moya ó Úrsula Corberó tuvieron un lugar privilegiado en las gradas de Barcelona, sin duda al momento de elegir vestidos de novia una de las mejores opciones es y será la mujer que por ahí de 1994 comenzó a imaginar en vestir el sueño blanco de la población Española, misma que ahora vive una realidad a nivel internacional...

Este vestido azul pastel con cinturon, de un solo hombro y movimiento perfecto... Ya me ví.


Mangas largas con transparencias, botones interminables y espaldas algo asimétricas proponen la boda inigualable.



El cuello alto pero siempre adornado es otra linda opción para aquellas que no quieren lucir tanto escote, mismo que esta temporada se acentúa en la espalda.



¡Precioso! esa parte de arriba entallada para terminar con tanta cantidad de volúmen en forma de ruffles... imperdible.


Amenlo... sólo puedo decir que me imagine con el jajaja