lunes, 8 de julio de 2013

Las princesas de la vida real... Elie Saab.

Si en este preciso momento, alguien ya sea conocido o una persona ajena a mi circulo del día a día, me pidiera una breve descripción sobre como vestiría a alguna o todas y cada una de las princesas de Disney, que todas nosotras anhelamos ser en determinados momentos de la vida, tendría muchos adjetivos. Elegante, sofisticada, con glamour, femenina, fresca, moderna... esas palabras cubrirían a la perfección el patrón de princesa de la vida real para mí; pero si al decir princesa tuviera que relacionarlo con un diseñador, sin lugar a dudas lo primero que me viene a la cabeza y con lo que se me estremece el cuerpo, son dos palabras. ELIE SAAB.


Con una clara variedad imparable, y cuando digo imparable es que realmente lo fue, de tipos de vestidos, que te hacen pensar que ya no hay un nuevo corte por aparecer, sale alguna modelo con un diseño totalmente diferente a lo que estamos acostumbradas. Para esta colección de Alta Costura otoño-invierno 2013 2014, que presentó el Libanés más querido por las celebrities y soñado por cada mujer del planeta, ELIE SAAB, saltaron a la pasarela 49 inolvidables vestidos. Para empezar; un escenario central rodeado de arcos iluminados por una tenue luz rojiza, así como el piso por donde se deslizaban literalmente sedas, shiffon, lentejuelas, gasas, tules y toneladas de glamour. Los colores de la colección se elevan al rojo granate pasando por el gris perla, azul marino, verde esmeralda y algunos lilas que a primer impacto aparentar ser gris. 

Escotes que se centran en la elegancia,  y que por más bajo que sea, jamás harán ver vulgar a la mujer, cada detalle perfectamente cuidado, siluetas que suman a su haber largos, cortos, midi, con cola, ceñidos al cuerpo, con vuelo, corte princesa, escote corazón, escote en V, mangas francesas o tirantes sencillos pero estructurados, un solo hombro... una infinidad de pailettes que poco a poco logran llenar un vestido hasta saturarlo y hacer ver a las modelos como un faro más de luz. Únicamente nos queda disfrutar de un cuento real en el que algún día, la suerte y el camino que decida tomar, me llevará a soñar con ser de esas princesas que al menos, admirarán un espectáculo como este desde el front row, un espectáculo digno de realeza.


Siluetas que como siempre realzan a la mujer, los cinturones delgados marcando finamente el cuerpo femenino. 





El azul navy es otra de las apuestas y de los colores que con certeza veremos en las próximas red carpets, de los vestidos, de los vestido ya ni hablamos...


Muy entre las costuras, grita mi nombre, una tendencia que se acentúa más que nunca para lucir diferente durante un evento de gala.




Un maquillaje fuerte en los ojos, con labios y mejillas neutrales; un peinado pulcro y sencillo, zapatos de pulsera y con una ligera punta, la tendencia que viene fuerte y marcada para las próximas temporadas.


3 Damas en color plata, todas con un diseño strapless recto y escote corazón, al centro, una novia que se cubre con un velo inmenso, sin lugar a dudas un show que vale la pena disfrutar de principio a fin.