viernes, 25 de enero de 2013

La mujer dentro de Elie Saab.

Cantidad de veces he escrito sobre lo maravillosa que me parece esta casa de moda, con un motivo más que femenino en cada una de sus colecciones, el ídolo por excelencia de la mujer que se encuentra a sí misma como única, sexy pero a la vez tierna, que se atreve con colores nude que parecieran adherirse a la piel, ELIE SAAB sabe interpretar ese tipo de cosas en cada diseño que hace con un gran despliegue de brillo, gasas, tul, cinturones y sobretodo, seguridad en cada una de las mujeres que se atreven a portar uno de sus hermosos vestidos.


Por un momento, sentí un flashback hacía aquel vestido que usó la guapísima Gwyneth Paltrow en la pasada entrega de los Oscar, ya que la mayoría del desfile, se centro en cubrir los hombros de las modelos con capas o abrigos que se empapaban de pedrería, pero tranquilos, las capas que muestra el libanés, son como dos tiras unidas por la parte de atrás que vistas por la parte delantera, asemejan una capa completa, pero al momento de girarnos observamos que la espalda queda un poco al descubierto y la atención de las mismas queda en los hombros. Los colores de está colección evocan la suavidad y la fragilidad de la mujer en un principio con tonos a los que estamos acostumbrados, blanco, azul, nude, lila y algún rosa, el momento de la fortaleza femenina llega con rojos intensos y la parte de los negros o estampados, que a mi parecer se vuelven un poco barrocos, los vestidos son siempre muy lady, con cortes y faldas en A o muchas veces ceñidos al cuerpo,(tanto, que alguna modelo tuvo que mantener el equilibrio entre la cantidad de tela que llevaban a sus pies y probablemente los problemas técnicos de los tacones).

Sin duda, es uno de los desfiles más esperados de este París Fashion Week Haute Couture con diseños para esta primavera-verano 2013. Los cuellos se centran en estar cubriendo la mayor parte de piel posible, aunque sea con transparencias, cerrados y en cuadrado son los que más presencia han tenido, los palabra de honor también aparecieron, los cinturones como un básico de cada desfile siempre delgaditos y en tonos discretos que se camuflagean con el mismo vestido. En mi opinión, me queda claro que estas creaciones nacieron para ver los reflectores de miles de luces, cámaras y atravesar miradas tanto en vivo como por la televisión, alfombras rojas y no se por que, Kate Middleton, tendrán mucho de donde escoger, una colección digna de la realeza.


Incontables piedras aparecen bordadas en todos los diseños pero particularmente en puntos como los hombros, mangas y cintura, las faldas de los vestidos cortos, mantienen el largo por debajo de la rodilla.


Donde Lorena vea jumpsuits, perdición...

Hemosura y simpleza, de mis diseños favoritos.



Con una debilidad seria en cuanto a los cuellos en cuadro... pero seria de verdad se los digo.


Encaje que se une a la perfección a la silueta de las modelos, en conjunto con los zapatos de pulsera y mangas que varían siendo de campana, ajustadas, largas o cortas.




No se que me cuesta más, si escribir o elegir las fotos... ¡Con diseños así es imposible no tratar de ponerlos todos! La parte de los estampados, se hizo presente.